23 de agosto de 2014

Cuando tengo miedo a ser yo mism@

 
Los miedos no existen cuando miras bien sólo existe la lucha ,el deseo inconsciente de ser amado mal comprendido .
Cuando temo lo que los otros piensen de mi , en realidad estoy temiendo ser yo mism@; Alguien o alguienes me dijeron que había algo erroneo en mi , en mi forma de estar en el mundo .Pero no era cierto era sólo una proyección de ellos mismos y sus historias de dolor y condicionamiento.
Vivo la vida creyendome ser ese miedo y luchando o creyendo que debo luchar contra él sin darme cuenta de que la lucha sólo traerá más lucha .y la lucha es siempre sinonimo de sufrimiento y no siempre de acción.
Estás invitado a la acción , enfrentate a eso que temes , claro que si ... es tu reto pero no desde la lucha o la sensación de he de vencer esto sino desde la humildad de un corazón que se reconoce humano y que está dispuesto a sentir el rechazo , sumergirse en él y descubrir curiosamente que no existe tal rechazo... ese rechazo está en mi .Dejar que mi vulnerabilidad aflore me libera de cualquier miedo ...y es el primer paso para ser , gracias a un golpe de apertura del corazón puedo encontrarme ...
Tienes derecho a ser amado , eres amor pero primero has de comprenderlo tú , sólo podrás hacerlo si estás dispuesto a vivir estas experiencias de rechazo plenamente .
En ese momento dejo de ser persona para convertirme en SER HUMANO , un ser sintiente y perfectamente imperfecto

Soraya founty psicoterapeuta
 
www.mundotranspersonal.com 

22 de agosto de 2014

¿POR QUÉ UNA TERAPIA INTEGRATIVA TRANSPERSONAL?




La oportunidad para crecer y desarrollarte y dejar de ser persona para convertirte en Ser humano yace escondida detrás de la mayor desolación ;un problema de pareja , un problema con las drogas , con la comida , en el trabajo , tu situación persistente de desempleo , tu depresión... Son oportunidades de lo profundo para que des el salto y finalmente puedas encontrarte .Ese vacio que sientes no es más que el ansia por llenarte de ti . De ti depende aprovecharlo o dejarlo ir ...Tan solo marca la diferencia entre por fin VIVIR o seguir SOBREVIVIENDO.

Una vida no examinada es una vida que no merece ser vivida  

Sócrates

La terapia con la que trabajo tiene esa especial mezcla que producen las sintesis y las integraciones entro lo mágico y espiritual ( Entiendase espiritual como autoconocimiento de lo que realmente eres más alla de todos esos personajes que representas en tu día a día ) y los métodos y procedimientos y descubrimientos de la psicología tradicional y rigurosa.
Asi en ese viaje que yo como terapeuta disfruto porque me apasiona al interior de ti mismo y porque no decirlo de mí misma, tendrás la sensación por momentos de que estás en la consulta de un psicólogo tradicional riguroso pero al mismo tiempo te transportarás a tiempos pretéritos donde el alumno aprendía a aprender através de la sabiduria milenaria .
Ciertamente es un proceso mágico, un camino hacia ti mism@ que no le falta ni le sobra nada , donde las sincronías desde que comienzas aparecen para crear el marco perfecto para tu desarrollo -

Desde luego no hay inversión ecónomica más rentable que aquella que se invierte en el desarrollo de tu mismidad,porque está una vez desarrollada y despertada tu conciencia. te presentará un ego mucho más sano , que ha aprendido a vivirse sin grandes dramas en el devenir de la vida .

Personalmente estoy convencida de que las encrucijadas y las crisis de tu vida se resuelven con mayor facilidad con el acompañamiento de otro ser humano.
Quiero ser tu compañera de viaje durante todo tu proceso; esa persona
que te escucha y te comprende, una igual que ha experimentado tus mismas dificultades e inquietudes vitales y ha aprendido cómo salir con éxito de los conflictos y situaciones difíciles.
Quiero acompañarte libre de juicios, aceptando la validez de tu propia experiencia, promoviendo tu desarrollo y ayudándote a ampliar tu mirada para encontrar nuevos caminos que te lleven a vivir una vida más feliz y serena.

La Psicoterapia Transpersonal Integrativa te proporciona herramientas concretas para el cambio y la superación de tus conflictos y desafíos, potenciando una actitud optimista y positiva hacia ti mismo/a y hacia la vida.

Durante el proceso descubres tus fortalezas latentes, construyes sobre tus áreas poco desarrolladas o más débiles, amplias tus horizontes y observas como haciendo pequeños cambios puedes aumentar tu estado de bienestar.

Lo que realmente resuelve tus problemas son el crecimiento personal y la expansión del saber y de la consciencia
El terapeuta es sólo un instrumento en manos del Universo que cuando suelta el control , pues ha aprendido a vivirse consciente durante el ejercicio de su acompañamiento , resulta un espacio sagrado donde tú eres quien marca los pasos de tu propio desarrollo .
Todo se resume en una sólo palabra : cada paso que das conquistas un poco más esa libertad que siempre tuviste y que olvidaste tener.


Testimonios

WWW.MUNDOTRANSPERSONAL.COM
Soraya founty psicoterapeuta




18 de agosto de 2014

De los cuentos de hadas a la transformación del mago.Primera parte


El camino de la liberación es el camino del cómico que se transforma en loco para poder llegar a ser un mago .Solo el mago puede asistir al capullo en su transformación, en su camino hacia la libertad.

Es el viaje del héroe... un héroe que no busca conquistar , que no mira fuera sino dirige su mirada dentro, hacia un pozo profundo donde las respuesta no son certeras especialmente en su primera mirada pero con el paso del tiempo y en su persistencia descubre que en realidad no hay respuestas... porque en realidad no hay preguntas.

Descubre que las preguntas son hechas desde la mente no desde la experiencia, una experiencia que te indica que el universo es elegantemente perfecto y marcha como debe ser: no hay nada que puedas cuestionarte.


El camino del héroe

Este héroe es muy distinto de aquel que con valentía mira hacia dentro, este mira hacia afuera, ha sido domesticado para hacerlo de ese modo y beber de la culpa colectiva.: la humanidad es mala sólo te liberas del castigo si eres capaz de sentir culpa de no ser así tu oscuridad e imperfección hará que acabes en las fauces de un dragón sediento de venganza.Sólo así recuperas tu paz perdida .

Cuando uno yace dormido de la realidad llamada vida asume un camino del que es difícil despertar... vive un sueño, un sueño donde él es el héroe, el villano o la víctima , los tres al mismo tiempo.

Pasa la vida y sigue jugando a uno de estos tres papeles o a las tres identificándose con las formas, situaciones, juzgándolas según su limitada visión de la vida y el personaje que asume .
No asume responsabilidades salvo aquellas que correspondan al otro en el caso del héroe .Se enrola en relaciones no fructíferas, quiere salvar al mundo perteneciendo y siendo activo en organizaciones humanitarias etc. Es un ferviente activo de Greenpeace o un apurado y comprometido salvador de damiselas en apuros o niños que buscan mamás ...


El héroe es un caballero de armadura oxidada que se olvidó de sí, de qué siente y de cuál es su verdadera naturaleza, vive enjaulado en sí mismo, ausente de la verdad y la realidad en el mejor de los casos es la de un heroe socialmente valorado , en el peor es  la del villano al que nadie ama o la víctim.a que no deja de sufrir y de culpar al mundo de s ausencia de amor por sí misma

En fin todo ellos alejados de su realidad, voluntad siendo devorados por dragones internos que absorben y se alimentan de su energía vital.

Un día ,como me ocurrió a mi , algo te hace despertar, algo te conduce hacia ti mismo y comienzas a mirar a los lados para ver algo más de lo que tu limitada mente intelectual puede ver.

Es el camino iniciático donde despiertas súbitamente al cómico... una vez recorrido este camino no hay vuelta atrás sólo toca confiar y seguir.

El camino del cómico:






El camino como yo lo experimento del cómico es el primer tramo representado cabalísticamente por el diablo.

Este personaje o este camino integra al personaje anterior lo contiene y sigue experimentando con él .


Próximamente colgaré la continuación de este artículo...


Soraya Founty

Psicóloga y Terapeuta integral .

www.mundotranspersonal.com





16 de agosto de 2014

SENTIDO EMOCIONAL DE LA CIATICA

 
La ciática es una afección del nervio ciático, el más largo del cuerpo humano. Comienza en la parte lumbar de la columna vertebral, atraviesa la nalga, el muslo, la pierna y termina en el pie. El comienzo de una ciática suele ser violento, marcado por un dolor intenso en una parte del mismo. En general, la persona que sufre de neuralgia en el nervio ciático, se siente insegura ante su porvenir o vive un miedo inconsciente a carecer de dinero y de bienes materiales. Dije inconsciente porque he podido observar que este problema le ocurre generalmente a personas con posesiones a las que, además, les resultaría muy difícil perder lo que tienen.
Este problema se sitúa sobre todo en el nivel del “tener”. La persona es inconsciente porque no se cree apegada a los bienes materiales. Se sentiría culpable porque aprendió que no está bien o no es espiritual amar los bienes terrestres. Esta culpabilidad le impide avanzar, le impide enfrentarse a la vida y arriesgarse más, con lo que ésta se vuelve demasiado monótona. Un dolor en el nervio ciático indica también rencor, agresividad reprimida y un rechazo a someterse a una idea o a una persona, siempre en el terreno material.
Tu cuerpo te está mandando un mensaje importante, porque el dolor que sientes con esta ciática es una indicación del mal que te haces con tu forma de pensar. ¿Por qué quieres castigarte? La intensidad de tu dolor indica el grado de castigo que crees merecer. Para empezar, debes darte cuenta de que estás apegado a los bienes materiales; después debes darte el derecho de SER. Atrévete a admitir que tienes miedo de perderlos. Si el arriesgarte más está verdaderamente más allá de tus límites porque tienes demasiado miedo de perder tus bienes, acéptalos por el momento y decide actuar tan pronto como puedas.
También es importante que dejes de creer que es malo desear los bienes terrenales: ello es algo totalmente humano. El día que tengas la confianza suficiente en tu capacidad de crear lo que necesites, no tendrás miedo de perder tus bienes y podrás permitirte continuar queriéndolos, pero sin estar apegado a ellos. En lo que concierne al rencor, te sugiero que realices las etapas del perdón ya mencionadas. El perdón te dará más flexibilidad y suavidad con respecto a las ideas de los demás y a sus formas de ser. Te liberarás de la impresión de que tienes que someterte a los demás.
El nervio ciático empieza en la parte lumbar (parte inferior de la espalda) de la columna vertebral; atraviesa la nalga, el muslo y la pierna y baja hasta el pie. El dolor sentido me paraliza. Puede que el dolor se manifieste más en una pierna que en otra. Entonces estoy preocupado financieramente. Si mi pierna derecha está afectada, quizás es porque tengo miedo de carecer de dinero y de no poder hacer frente a mis responsabilidades en lo que a mí respecta. Si el dolor se sitúa en mi pierna izquierda, mi falta de dinero puede intensificar mi sentimiento de no poder darlo todo, en el plano material, a la gente a quien amo. Temo que su amor para mí esté afectado. Me hago ilusiones, me creo muy espiritual y desapegado de los bienes materiales (una especie de hipocresía). Sin embargo, el miedo a carecer de dinero me persigue y me vuelve muy ansioso. Trabajo mucho, tengo grandes responsabilidades y, a pesar de todos mis esfuerzos, siento a pesar de todo ciertas dificultades financieras. Mi cuerpo se pone rígido: me siento pillado. Me vuelvo constantemente a cuestionar. ¿Qué es lo que no hago? Poseo los conocimientos y el talento necesarios para hacer frente a una nueva situación? Mi inseguridad me lleva a rebelarme. Estoy rencoroso contra la vida. Llego a desarrollar un sentimiento de inferioridad. Puedo rehusar “doblarme” delante de alguna persona o situación. Insidiosamente, la agresividad se instala y mi comunicación con los demás se resiente. Tengo interés en calmar mis nervios porque, en este momento, tengo la sensación de tener un “nudo en los nervios”. Tomo consciencia de mi confusión interior y de mi dolor (tanto interiores como exteriores) frente a la o las direcciones de mi vida, aquí y ahora. Este dolor resulta frecuentemente de mi obstinación a querer agarrarme a viejas ideas en vez de abrirme al cambio y a la novedad. Esta situación es frecuente en la mujer embarazada que vive una confusión interior y un dolor referente a la dirección ahora tomada en su vida: dudas, temores e inquietudes pueden aflorar. No debo juzgarme, sino aceptarme tal como soy. Acepto que la fuente de mi verdadera seguridad está en mí y no en los bienes que poseo. Suelto y hago confianza en el universo, porque es abundancia para todos en todos los planos: físico, mental y espiritual. Haciendo confianza al universo, hago confianza a la vida. Elijo aceptar la flexibilidad, descubro la verdadera riqueza, la que tengo en mi interior. El verdadero valor de un ser se mide a su nobleza de alma. Acepto mis límites, tomo consciencia de mis temores, los integro. Decido adelantar en la vida, me dejo guiar en toda seguridad por mi bien más grande.

Fuente :Barcelonaalternativa 

14 de agosto de 2014

EJERCICIOS SENCILLOS PARA APRENDER A RELAJARSE IV





RELAX DEL CORAZÓN

HAZ respiraciones suaves y profundas. Trata de escuchar los latidos del corazón, cuando escuches los latidos, podrás sentir los latidos conscientemente en cualquier parte del cuerpo que desees, por ejemplo, es algo así como si el corazón estuviera latiendo en tus mismas manos, sienes, pies, etc. Así podrás relajar cualquier zona del cuerpo.

NOTA: Si haces esto, poniendo atención sobre un órgano de tu cuerpo que no funcione correctamente, en muy pocos días lo sanarás.

RELAX DEL TÚNEL


VISUALIZA que estás caminando por un túnel. Puedes visualizar también que estás en unas galerías de minas o en un corredor subterráneo. A lo lejos observa como un puntito de luz muy brillante, dándote la idea que es una salida. Entonces comenzarás a caminar hacia la luz. A medida que vas caminando observa cómo la luz se hace por momentos más grande, hasta que sales fuera del túnel y a la luz del día. Camina despacio. Si estás acostado/a tendrás unas experiencias muy hermosas y un muy rico sueño.


 RELAX ESTADO DELTA


REPITES mentalmente los números siguientes. Si puedes visualizarlo en tu mente mucho mejor. TRES, TRES, TRES, (estado beta) DOS, DOS, DOS, (estado alfa) UNO, UNO, UNO, (theta) CERO, CERO, CERO, (estado delta) Repítelos y visualízalos muy lentamente junto con tu respiración suave. Muy pronto encontrarás el deseado relax.






RELAX DEL ESPEJO


OBSÉRVATE, mentalmente, de pie delante de un gran espejo y a una distancia de unos 10 pasos de él. Comenzarás a caminar hacia el espejo hasta que cuentes 9 pasos y al paso n. 10 fúndete en el espejo, como si la imagen del espejo y tu cuerpo se unieran en uno solo, pero esta vez dentro del espejo.

TE sentirás en un buen relax y en una nueva dimensión. Si cuando has llegado aquí no has encontrado tu relax, visualiza de nuevo otro espejo y repite lo mismo que al principio. Si estás acostado/a te quedarás dormido/a y en un pleno relax.


RELAX AFLOJANDO TODO TU CUERPO

SIÉNTATE o acuéstate y aprieta los dedos de los pies un ratito y deja que ellos mismos se suelten sin intervenir personalmente. Luego haces lo mismo con las rodillas y aflojar. Asimismo continúas con los muslos, nalgas, genitales y el bajo vientre, dejando que se aflojen por sí solos. Las manos, brazos y hombros y cuello, se sueltan, se aflojan. Labios, dientes cara y ojos, que se suelten por sí solos. Finalmente haz 3 respiraciones lentas y muy profundas, abandónate al buen relax.



EL ARTE DE AMAR





Cuando te pido que me escuches, y tú empiezas a darme consejos,

no has hecho lo que te he pedido.

Cuando te pido que me escuches, y tú empiezas a decirme por qué no
tendría que sentirme así, no respetas mis sentimientos.
Cuando te pido que me escuches, y tú sientes el deber de hacer algo
para resolver mi problema, no respondes a mis necesidades.
¡Escúchame! Todo lo que te pido es que me escuches, no que hables
ni que hagas. Sólo que me escuches.
Aconsejar es fácil. Pero yo no soy un incapaz.
Quizás esté, desanimado o en dificultad, pero no soy un inútil.
Cuando tú haces por mí lo que yo mismo podría hacer y no necesito,
no haces más que contribuir a mi inseguridad.
Pero cuando aceptas, simplemente, que lo que siento me pertenece,
aunque sea irracional, entonces no tengo que intentar hacértelo entender,
sino empezar a descubrir lo que hay dentro de mí»


O´Donnell, R. "La escucha"

6 de agosto de 2014

Ejercicios para relajarse III


RELAX DEL LAGO


CIERRA los ojos y visualiza un gran lago redondo con la superficie totalmente en calma, luego lanzas una piedra en el centro del lago y observa cómo se crean ondas que cada vez son más grandes. Visualiza cómo van llegando a la orilla, hasta que el lago se torna nuevamente calmado. Repítelo tantas veces como desees, hasta que la mente y cuerpo se relajen.


RELAX DEL SONIDO DEL AGUA


SI estás en el campo y tienes la oportunidad de ver un riachuelo, río o cascada, siéntate y cierra los ojos y escúchalo con atención. Sólo concéntrate en el sonido del agua. Quítale toda atención al cuerpo y las cosas que te rodean. Trata de grabar los sonidos en cassette para cuando no estés en el campo.

NOTA: Si consigues estar relajado durante un tiempo de 20 minutos descubrirás que el río es también una entidad viviente como tú. Así descubrirás el significado de cada sonido del agua.  
RELAX DEL FRÍO Y CALIENTE


RESPIRA lentamente por la nariz. Concéntrate cómo entra y sale el aire por la nariz. Al inhalar siente el aire frío y al exhalar caliente.

NOTA: Pasado cierto tiempo haciendo el ejercicio comienzas a sentir un calorcito en las diferentes partes del cuerpo, según en la zona del cuerpo a donde se dirija el calor.

 Estos ejercicios que aquí están a tu alcance, son la experiencia de años de práctica y realización de “el monje ermitaño Paradharmadas”. Muchos de estos ejercicios han nacido y vivido de sus propias situaciones y momentos por los que ha pasado en su vida. Algunos de estos ejercicios han sido enseñados por diferentes maestros con los que se asoció por un cierto tiempo, tales como profesores de Yoga y de Tai’Chi.





3 de agosto de 2014

TANTRA :El Ejercicio del Kriya Mudra



El ejercicio del Kriya Mudra tiene como objetivo armonizar los dos cerebros, el masculino direccional y el femenino expansivo. Para ello utilizaremos el cuerpo y la respiración. Cuando me refiero a los dos cerebros, hablo de ser capaces de armonizar el cuerpo y la mente racional. Para ello los tántricos usamos este ejercicio.

Ejercicio del Kriya Mudra:


Nos sentamos en el suelo, en posición de medio loto (para los occidentales) sin ningún soporte añadido. Quien lo crea necesario, podría hacer antes algunos estiramientos o un poco de yoga de flexibilidad, sobre todo de columna y de las cadenas musculares posteriores, para que el ejercicio no sea tan “sufrido”. También, a modo de indulgencia, si después de ver cómo se propone el ejercicio, uno se considera verdaderamente incapaz de llevarlo a cabo tal y como se describe, es posible ayudarse sentándose en un cojín y, en casos extremos, se puede hacer acomodado en una silla.

Es importante poner la atención en la respiración. La atención debería estar puesta en todo momento en la respiración, pero una atención pasiva, sin tratar de controlar ni “guiar” la misma. Sólo la observación limpia de la cadencia espontánea del aire entrando y saliendo de nuestros pulmones.

La respiración debe ser nasal, tranquila y suave. Es posible que ya, simplemente, en ese momento empecemos a sentir sensaciones nuevas, por ejemplo, suele ser normal que cuando ponemos atención en la respiración, ésta pierda su cadencia natural y empiece a ser “controlada” por el cerebro y, por lo tanto, desequilibrada. Es bueno estar ahí unos momentos, sintiendo la respiración, al final, la mente se convence de que lo que hace el cuerpo de forma instintiva, es absurdo querer “mejorarlo” con atención controlada y se acaba prestando una atención limpia en la respiración.

En esos momentos es cuando, a medida que nos vamos relajando profundamente, vamos cerrando los ojos, como cayendo en la relajación. Simplemente los párpados caen, no se cierran.

Una vez acompasada la respiración nasal y sentir que fluye con naturalidad, empieza dejando caer la cabeza lentamente hacia delante, como si con cada exhalación fuera cayendo un poco más. Es un “dejarla caer” más que un esfuerzo por llevar la cabeza hacia adelante.

Este ejercicio precisa de tiempo, a algunos les va a resultar más rápido que a otros y no por ello el ejercicio es “mejor”, este ejercicio está concebido para inducir a un estado, no para hacerlo rápido y bien.

A la cabeza le siguen las cervicales y, una a una, todas las vértebras. La sensación es que el cuerpo se cae hacia adelante, como enroscándose. Con cada exhalación cae un poco más.

Premisa importante: Los isquiones no deben levantarse del suelo, al menos no “levantar los glúteos para bascular la cabeza”, esto, a nivel simbólico, es importante mantenerlo. Los glúteos deben tocar tierra, asentarse estables y firmes, como echando raíces profundas, fértiles y duraderas.

Manteniendo esas constantes veremos como, poco a poco y con cada exhalación, la columna se enrosca y la cabeza se proyecta hacia el suelo. A medida que progresa el ejercicio, las sensaciones serán más evidentes. Es aquí cuando el observador omnisciente debe prevalecer ante todo, ya que puede haber sensaciones que arrastren emociones, como la de sentir que falta el aire, opresión, ahogo, claustrofobia y una multitud de interesantes proyecciones neuróticas que tratan de “liberarnos” del estado que buscamos.

La sensación puede ser similar a cuando realizamos un tamascal. Quien haya hecho alguno (si no es así, lo recomiendo) puede recordar haber tenido la sensación de “morir”. También puede sucedernos una sensación similar a cuando entramos en proceso en una sesión de respiración de rebirthing. Confía en el ejercicio, confía que todo está bien y que todas esas emociones negativas no son más que pensamientos proyectivos. En estos momentos, el trabajo con la voluntad se hace necesario para este ejercicio. Aprender a llevarlo a cabo, pasar el “escollo” para poder llegar a la integración.

El trabajo es llegar hasta donde no se puede más, es decir, hasta que sientes que alguna parte de cuerpo interfiere en el proceso de caída de la cabeza hacia el suelo. Y una vez ahí… estar ahí. Estar ahí es el trabajo más difícil, por ser muchas veces incapaces de “estar”. Ahí es cuando acontece nuestro ego, ahí es cuando podemos observarnos de forma espléndida, en nuestra mecanicidad mental, física y emocional.

Sí, el “objetivo” sería llegar a tocar con la cabeza al suelo, muchos podrán alcanzar ese objetivo y, aún así, no habrán alcanzado a percibir el verdadero significado del ejercicio. Es un trabajo profundo que precisa de algo más que un cuerpo flexible. Es un ejercicio que siempre mantiene un significado nuevo y una observación distinta.

Los ejercicios están para ser hechos, no para ser descritos, así que, por mucho que trate de describir el significado del mismo, será mucho mejor que coloques tu esterilla en el suelo y lo pruebes.

Notarás cómo, a pesar de “no poder bajar más”, con cada exhalación y con cada relajación mental, física y emocional, el cuerpo sigue cayendo deliciosamente hasta tocar con la cabeza el suelo.

En ese momento es cuando cruzaremos las manos a la espalda, con las palmas hacia arriba y la derecha apoyada en la palma de la izquierda. Las dos manos deben estar a la altura del tercer chakra o bien del cuarto.

El instinto y la razón se dan la mano fraternalmente.

Una vez consigues tocar con la cabeza en el suelo y seguir respirando, empieza una nueva etapa, la etapa de la integración. A veces suelen suceder oleadas placenteras que te pueden transportar a visiones profundas, a estados alterados de conciencia, donde eres un simple espectador fascinado de la sensación, la emoción y los pensamientos. Los tres centros se equilibran y se acompasan. Pueden suceder viajes reveladores o visiones de la “realidad” que se ocultan en el día a día.

Esa es la pugna, conseguir que los dos cerebros, el cerebro de la cabeza y el cerebro de la cola estén a la misma altura, sin que el coxis esté más levantado que la cabeza y sin que la cabeza esté por encima del cuerpo.

En esa posición podemos estar unos cuantos minutos, a lo sumo 10. Pero, al estar con los ojos cerrados y no tener consciencia del tiempo, simplemente “sentir” cuándo ha pasado el tiempo suficiente, es decir, una vez has perdido el cómputo del tiempo, puedes decidir si terminar esa etapa o no. Normalmente es algo que sucede.

A la hora de incorporarse, siempre con extrema lentitud, sentiremos que estamos colocando una vértebra sobre la otra empezando por la parte baja de la columna. Nos desenroscamos de nuestro estado fetal, embrionario cual crisálidas y nos abrimos a la vida.

Desenroscar la cabeza apoyándose en la cola es el proceso natural de la evolución humana.

Al irnos desenroscando desentrelazamos las manos y las dejamos caer a los lados sin esfuerzo, una vez haya espacio suficiente, las descansamos con las palmas hacia arriba (la derecha sobre la palma de la izquierda) en el regazo. Es posible que en el proceso de desenroscarte sientas mareo, es normal. La cabeza es lo último en asentarse sobre las cervicales.

Estamos ya erguidos.

Seguimos con los ojos cerrados, ahora y de forma rápida y repetitiva, contraemos la zona abdominal, poniendo atención en la exhalación por la nariz. Una respiración parecida al kapalabhati donde, a diferencia de ésta, la atención se pone en contraer los músculos abdominales. Reproduciremos este paso durante unos 30 segundos, hasta “no poder más” y nos detenemos en seco.

Todo se para, el espacio tiempo se detiene y sobreviene el éxtasis. Dejarse inundar por las oleadas de placer que sobrevienen, como ráfagas de viento que nos mecen sin que nosotros debamos hacer nada, sólo saborear la esencia que ha desarrollado el ejercicio, el néctar que ha emanado de ti mismo para tu propio disfrute y degustación. Esa sensación no tiene tiempo, nunca he sabido cuanto tiempo transcurre.

Una vez “alimentados” movemos las manos, giramos las palmas y las apoyamos en el suelo, justo delante de nosotros, una al lado de la otra y haciendo que los brazos permanezcan estirados. Es muy gratificante la sensación de empezar a contactar con el mundo a través del tacto.

En esa posición, abrir lentamente los ojos y que lo primero que veamos sean nuestras manos contactando con la tierra, con el mundo. Muchas veces, en este momento suele acontecer un profundo amor por nuestras manos, que “están” ahí, con nosotros, esas manos son tú, pero a la vez no dejan de ser entes propios.

La vista se eleva poco a poco y empieza un recorrido visual por lo que nos rodea, de más cercano a más lejano, tratando de ir visualmente de un punto a otro, sin ser selectivo con lo que miramos, sólo mirar detalles cada vez más alejados. Observar el mundo de forma abierta, sin una predisposición a mirar ni una cosa ni la otra. Observar y saborear la vida en si misma.

El ejercicio del “Kriya Mudra” termina ahí, puedes estar en esa posición tanto tiempo como quieras, cuando lo decidas, cuando te apetezca, puedes levantarte y seguir con tu día a día con las energías renovadas, las pilas cargadas y el corazón abierto.

Es un ritual-ejercicio que nos lleva al aquí y ahora, a la presencia y al florecimiento de nuestro interior. Si quieres, puedes saborear el amrita que se ha creado en tu boca. El amrita es una especie de secreción que sucede cuando la kundalini se expande y suele hallarse en la zona bucal, en las encías y en lo profundo de la cavidad de la garganta. Así mismo, en la mujer, el amrita también aparece en la zona vaginal. El amrita tiene un sabor dulce y tiene enormes propiedades energéticas. Una vez terminado el ejercicio puedes pasarte la lengua por las encías y la zona profunda de la garganta y saborear (si ha acontecido) el amrita. Al amrita se le llama néctar divino o néctar de dioses.

En mi experiencia personal, debo decir que me aporta muchos beneficios cuando lo practico después del gimnasio. Después de una práctica física intensa o en una jornada laboral tediosa, el Kriya Mudra aporta energía revitalizada, consciencia y un estado de plenitud necesarios para una vida profunda.

Te invito a que lo pruebes, que no se quede simplemente como teoría mental, donde buscar las relaciones razonables, lógicas y basadas en extensa teoría. Los ejercicios han sido creados para ser experimentados. Experimenta el ejercicio y luego valóralo en relación a la propia experiencia.

Si has hecho el ejercicio y quieres compartir tu experiencia para que pueda darte detalles de la misma, escribe un comentario.
 
 
Fuente : www.circulosdecosechas.wordpress.com